Según la norma DIN 4102, B1, B2 y B3 son normas ignífugas, gases de soplado ecológicos de nueva generación o sistemas de poliuretano duro producidos a base de agua.